¿Cómo elegir herramientas de trabajo seguras?

¿Cómo elegir herramientas de trabajo seguras?

¿Cómo elegir herramientas de trabajo seguras?

En el caso de las herramientas manuales, estas deben ser de buena calidad, robustas y duraderas; sus mangos deben ser lisos y sin bordes agudos; y deben estar especialmente diseñadas para el trabajo a realizar.

Como plantea la Asociación Chilena de Seguridad en sus documentos públicos de prevención, en muchos oficios, los trabajadores deben utilizar herramientas manuales de forma individual y para que funcionen solo se requiere que la persona use sus manos y fuerza para manejarlas. Sin embargo, hay que extremar los cuidados si se trabaja a diario con ellas.

En este sentido, se debe evitar malas prácticas tales como utilizar herramientas para fines distintos a lo original, realizar fuerza y movimiento hacia el cuerpo, usar herramientas en mal estado (sucias, con partes faltantes, con falta de mantención, etc.), efectuar sobresfuerzo en su utilización, operar herramientas sin autorización o manipularlas sin elementos de protección personal (EPP), por mencionar algunas situaciones riesgosas.

El uso de herramientas de corte, tales como cuchillos, navajas, cinceles y sierras, entre otras, también conlleva riesgos de accidentes, por lo que es clave la prevención. Además de elegir la herramienta adecuada para la función a realizar, la que debe estar en buen estado, se debe tener en cuenta el tipo, dureza y dimensiones del material con el que se trabajará. Actualmente, RSMAQ ofrece productos de muy buena calidad, con dispositivos de seguridad para potenciar este concepto.

Es importante que los trabajadores estén capacitados sobre las instrucciones del fabricante en el uso correcto de la herramienta, incluyendo cómo inspeccionarlas y mantenerlas. Su revisión periódica en las empresas debe estar a cargo de personal especializado. El almacenamiento también es fundamental. En lo que respecta a las herramientas de corte, deben estar provistas de protectores, para evitar lesiones por contacto accidental, y ser depositadas en lugares adecuados, resguardadas de posibles caídas o impactos que las deterioren, y lejos de zonas elevadas o por donde circule mucha gente.

Finalmente, el uso de herramientas eléctricas también requiere de medidas preventivas. Como indica en sus documentos públicos la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción, “Las lesiones que se producen con las herramientas eléctricas, generalmente ocurren por el uso indebido o el empleo de herramientas defectuosas, lo que genera lesiones graves al trabajador, desde una herida a fracturas, amputaciones, lesiones oculares y shock eléctrico”.

Para velar por la seguridad de los trabajadores en este ámbito, es necesario utilizar herramientas en buen estado, con conexión a tierra y conectadas a circuitos con la capacidad suficiente.

Además, el manejo de cualquier herramienta eléctrica debe limitarse a personal autorizado, entrenado y capacitado; y se debe inspeccionar todos los equipos eléctricos en relación a las condiciones y uso (apropiado para el trabajo, debidamente aislado).

Es importante usar EEP de acuerdo a la categoría del riesgo al que está expuesto: Protección Visual, Guantes, Calzado y no olvidar la Protección de Cabeza.

Compartir en: